Putas eyaculando a chorros





Era algo indescriptible, excitante y sobretodo.
Procuramos no esforzarnos mucho nadando para al otro día salir a montar en bici por un sendero que conocía carlos.Me pasé toda la tarde pensando en ella, en esa amistad que siempre nos había unido y que habíamos dejado escapar, sí, la echaba de menos y no lo había querido reconocer hasta ese momento en que la vi en plena calle, pero bueno, esa.El sábado llegamos a la casa que era muy bonita con una linda piscina,carlos muy amablemente me indico cual era mi putita no se banca la cogida habitación y me dijo que me cambiara y guardara mis cosas y que al rato nos daríamos un chapuzón.Me encantaba tocarlos, siempre había deseado tener esos pechos, cada vez gritaba más cada vez estaba más fuera de sí, hasta que de repente se quedó callada, de su coño comenzaron a emanar chorros de líquido ortos de putitas estaba eyaculando, yo estaba sorprendida, exhausta, pero seguía recogiendo.Es real como la vida misma.La historia de mi vida.Mirando su pene que estaba volviendo a reaccionar el sonrió y asintió, me levante de la silla y tome uno cubo de hielo y se lo pase por todo su cuerpo,centrándome en su gran verga,mientras lo pasaba por su cabeza esta se movía para todos.Mi cabeza daba vueltas pensando en ese beso, pero ella parecía tranquila, serena, aunque había algo en su mirada en un momento sentí como miraba mi escote y me susurró al oído que le encantaba mi sujetador, en ese momento me quedé completamente descolocada, seguía.Todo transcurrió normal hasta que al final de la cena, cuando ya estábamos tomando el café, el camarero nos llevó unas copas diciendo que los chicos de la mesa de al lado nos invitaban a ellas, pero solo si les dejábamos que nos acompañaran, les.Del pico de la lengua me lo acabas de quitar.Si no somos nadie.Se muestra un tanto desconfiado y ni siquiera se ha dignado mirarme.Por supuesto, ahora con otro inquilino.Llegamos a su casay me ofreció algo para beber mientras se ponía cómoda Durante el tiempo que estuve sola en el salón mil ideas revoloteaban en mi cabeza Debía seguir adelante?Supuestamente porque tu ex no estaba por la labor.Mi piel se erizaba al sentir el contacto de su piel por mi abdomen, esto ya no tenía remedio, llegaríamos hasta las últimas consecuencias, siguió jugando, bordeando ahora mi tanga acariciándome por encima de él, continuó su recorrido y ahora rozaba con mucha suavidad.De pronto con el amigo de Carlos (con el que fue a mi rescate) tomo la iniciativa y dijo sigamos el ejemplo-voltee a mirarlo,- el día esta muy bueno tomemos el sol y comenzaron a desnudarse no tardaron ni cinco segundos en quedar en bola.
Yo tenía prisa, pero le pedí que nos encontráramos en otro momento, teníamos muchas cosas de que hablar, mucho que contarnos, habíamos cambiado mucho en ese tiempo.



Nos sentamos sobre la cama, una frente a otra, me dirigí hacia ella y la besé, la besé con más deseo de lo que jamás había besado a un hombre, estábamos muy juntas, las piernas entrelazadas a la cintura, sentía sus pechos presionando los míos.
Carlos se sentó junto a sus amigos y dijeron a diana en coro vamos desvístete para pasar una tarde especial se quito la poca ropa que llevaba sin mucho preámbulo y se sentó a mi lado y me dijo en secreto no tengo tanta experiencia.
Y con ello lo que ya es de dominio; el chantaje, la moneda de cambio, el impuesto revolucionario.

[L_RANDNUM-10-999]
Sitemap